ENTREVISTA A LAURA FERRETTI     A   la   kermés   nacional   de   arte   contemporáneo   de   Bastia   Umbra   feliz   encuentro   con   una   mi   conterranea,   Laura   Ferretti,   que   debuta en   este   Expo   de   arte   '90   con   sólido   talento   y   apreciable   luminosidad,   armónicamente   marcada   por   los   amarillos   y   serenantes cromatismos de la marisma ‘grossetana’.   Querría tus impresiones, Laura sobre este Expo arte' 90. Es   evidente   el   amplio   respiro   cultural   de   esta   reseña   que   ha   presentado   a   artistas   de   varios   campos,   que   ha   acercado   sensibilidad y   poéticas   de   vanguardia,   un   ejemplo   por   todos   las   estatuye   leñosas   muy   coloradas   de   Molinari   y   otras   obras   dirigidas   hacia   una visitación   del   pasado   ocurre   como   aquellas   de   Marchionni   llenas   de   mágicas   evanescencias   casi   antiguos   frescos.   Un   abanico amplissimo.   Quizás   las   galerías   son   demasiadas   con   respecto   de   los   artistas   y   ésto   reduce   la   posibilidad   de   una   comparación directa.   Confrontación   hoy   particularmente   importante   visto   que   es   difícil   penetrar   más   allá   de   la   cáscara   de   esta   realidad contradictoria e incoherente.   ¿Qué reconducirás en Marisma de esta tu experiencia umbra? Indudablemente   las   expectativas   fueron   muchas,   como   siempre   ocurre   a   quien,   como   yo,   se   ha   mantenido   largo   tempo   a   los márgenes   de   una   realidad   y   luego,   una   vez   vadeado   el   río,   querría   entender,   penetrar   un   mundo   entero.   Umbría   Expo Arte   es   a   su primera   edición   y   pues,   a   pesar   de   las   suyas   muchas   innegables   cualidades,   no   ha   tenido,   y   por   lo   tanto   no   nos   ha   dado,   un   eficaz impacto   con   la   crítica   aunque   ha   habido   un   factivo   cambio   de   opiniones   entre   nosotros.   Pues   yo   llevo   a   mi   casa   algunos   nombres de   personas,   artistas   y   galleristi,   con   cuyo   el   diálogo   ha   sido   profundo   y   constructivo.   De   amigos.   LLevo   a   casa   mucho   y   muchas anotaciones,   más   positivas   de   lo   que   hubiera   esperado,   hechas   por   entendidos   y   no.   Llevo   a   casa,   y   ésta   es   la   cosa   más importante, una gran gana de tomar en mano espátula y pinceles para fijar ideas y emociones. ¿Cuál crees sean los elementos distintivos de tu modo de pintar? Desde   siempre,   y   tú   lo   sabes,   he   sido   fascinada   por   los   árboles,   las   flores,   la   naturaleza   que   me   circunda.   Ir   por   sendas   de   la Marisma   siempre   me   ha   llenado   de   alegría.   Quiero   mi   tierra,   su   luz   limpia   que   hace   brillar   los   charcos   de   agua   entre   el   esparto quemado   del   padule,   quiero   éste   mezclarse   y   fundirse   de   dulzura   y   asperezas.   Cuando   estoy   delante   de   la   tela   es   éste   que   tengo en   los   ojos   y   en   el   corazón.   Quizás   por   éste   mis   colores   son   limpiados   e   intensos,   y   la   luz   tiene   una   función   fundamental,   quizás por   éste   alterno   la   pincelada   plana   y   rápida   a   la   espátula   que   talla   y   casi   subraya   las   asperezas   a   recordar   que   al   fondo   de   esta tierra   alegre   hay   un   pasado   de   amargura   y   sudor.   Hoy   el   ser   circundado   por   tanta   belleza   casi   parece   un   lujo,   con   todo,   según   yo, es la única posibilidad de vivir y, si se tiene esta suerte, ¿no es un deber comunicar la alegría, el cargo vital que derivan?   ¿Cómo ha sido y como habrías querido el encuentro con el público aquí a Bastia Umbra? Diría   que   las   personas   que   se   han   detenido   a   hablar   conmigo   hayan   cólto   algunos   aspectos   fundamentales   de   mis   obras. Adjetivos como   solarios,   luminosos,   serenos,   alegres,   y   también   algunos   poéticos,   han   sido   usados   muy   espeso   y   este   me   ha   sinceramente gustado. A   menudo   el   público   del   Expo   estuvo   cansado   y   confuso   por   el   exceso   de   los   mensajes,   tanto   que   a   menudo   fue   más   un transeúnte   que   un   público,   en   cambio,   cuando   se   paró   y   miró,   el   feed-back   fue.   Yo   misma,   para   ver   la   exposición,   he   empleado muchos días y cada vez descubrí a nuevos artistas, nuevas sugestiones.   ¿Cuándo,   por   fin,   la   relación   pintor   público   resulta   elemento   positivo   a   la   coeducación   al   arte,   eventual   estímulo   de crecimiento y creatividad para el pintor? No   sé:   quizás   siempre,   quizás   nunca.   Me   explico   mejor.   No   existe   comunicación   si   no   nos   es   receptora,   o   bien   público,   pero...las teorías   sobre   la   incomunicabilidad   tienen   fundamento.   Ciertamente   el   estímulo   mayor   le   llega   al   pintor   por   los   ojos   y   por   lo   tanto por   la   comparación   con   las   obras   de   otros   artistas   del   presente   como   del   pasado.   Es   igualmente   importante   que   ojos   extraños hagan   de   espejo   a   nuestras   obras   de   modo   que   poder   veder   obbiettivamente.   ¿Sabes   que   si   quieres   ver   si   hay   algún   error   en   un dibujo no lo debes mirar directamente pero reflejo en un espejo?   Sé,   Laura   querida,   y   con   una   casi   pirandelliana   sugerencia   te   espero   sobre   sendas   más   altas   y   espero   de   encontrar,   en todo caso, "error" en el espejo de tus cuadros, error que alimente la sed de crecimiento, es decir la sed de vida.
Italian
Inglès
Laura Ferretti  painter